Viajar a la ciudad de Tlaxcala

tlaxcala

Para llegar a Tlaxcala se pueden tomar dos alternativas: ir en automóvil, o ir en autobús. Si el visitante irá en automóvil, deberá partir de la Calzada Zaragoza en el DF y alcanzar la autopista 150 de México, Puebla y Veracruz. En la vía, a 50 metros más adelante de la Caseta de San Martín Texmelucan, tomará la desviación para encontrarse con la autopista 117 de San Martín Texmelucan-Apizaco, la cual lo conducirá hasta la ciudad de Tlaxcala. El viaje en autobús se puede emprender desde alguno de los terminales de la Ciudad de México, de Puebla o Xalapa.

Viajar a la ciudad de Tlaxcala es una experiencia grata durante cualquier época del año, gracias a su clima agradable. Se trata de una ciudad bastante pequeña, pero con grandes riquezas culturales, naturales e históricas. Su fundación data del año 1208, y fue realizada por unas tribus nómadas chichimecas. En ese entonces, la localidad pudo hacer resistencia a las fuerzas del imperio de Mexica, de manera que pudo mantener su independencia.

Los visitantes que deciden viajar a la ciudad de Tlaxcala pueden disfrutar de los paisajes que ofrece la región del eje Neo-volcánico, donde se unen el océano Atlántico con el Pacífico a través de un cinturón compuesto de llanuras cortadas y sierras. Su clima corresponde a uno templado, y el paisaje de toda la ciudad está dominado por dos volcanes: el Malintzin, y el Huintetépetl.

Los carnavales de esa localidad son una excelente oportunidad para viajar a la ciudad de Tlaxcala, y disfrutar de una parte de sus tradiciones. Esta festividad es una de las más importantes de todo el país, y se caracteriza por contar con numerosos y coloridos desfiles, con comparsas y carros alegóricos que recorren las calles de la ciudad. Allí, hasta el día de hoy se conserva el ambiente colonial, acentuado en gran parte por su arquitectura.

  • Leave Comments